jueves, 30 de enero de 2014

¿Qué puedes hacer con una paleta?





Reseña por Ariadna Sánchez

¡Qué ricas son las paletas! Las paletas de sabores frutales son mis preferidas especialmente la de limón. Los sabores son tan variados como los colores. En algunas comunidades las preparan magistralmente que convierte la elaboración de las paletas en todo un arte. Existen sabores como coco, sandia, piña, nanche, tuna, fresa, melón, guanábana, tamarindo, jamaica y la lista es infinita. ¡Ya hasta se me hizo agua la boca!

Niños y adultos disfrutan por igual degustar las deliciosas paletas especialmente durante los días calurosos.  El libro del día de hoy nos habla precisamente de este rico manjar ¿Qué puedes hacer con una paleta? escrito por Carmen Tafolla e ilustrado por Magaly Morales. La historia es presentada por el señor Mauro Hernández oriundo de San Pablo Macuiltianguis, Oaxaca. Actualmente es el Presidente de la Organización Regional de Oaxaca (ORO) en Los Ángeles, California y le encanta comer muchas paletas.

Las paletas forman parte del gran legado cultural que se hereda a las nuevas generaciones de niños, niñas y jóvenes. En países latinoamericanos comer una paleta es todo un acontecimiento. Es una ocasión para compartir y aprender. Al estar rodeados por una gama de colores es la situación perfecta para adquirir o reafirmar el conocimiento de forma agradable.

Al comprar una paleta también usamos las matemáticas. El valor de la paleta nos motiva a sumar, multiplicar y hasta dividir. Consumir una paleta trae muchos beneficios.  Al final de comértela quedaras con una gran sonrisa y mucho aprendizaje.

Pero ¿que más puedes hacer con una paleta? Que tal unos bigotes de colores, una torre tan alta como un edificio o una cascada de sabores. Las ideas y posibilidades son ilimitadas como la imaginación misma. Te invito a que esta tarde  disfrutes con tu familia de una amena lectura y una rica paleta. Juntos pregúntense ¿qué se puede hacer con una paleta? Te sorprenderás con las respuestas.

Recuerda que leer es delicioso. ¡Nos leemos la próxima semana!

miércoles, 29 de enero de 2014

Edición bilingüe de ¡Juguemos al Fútbol y al Football!


Nuevo: Edición Bilingüe



Carlos no cree que se pueda jugar al fútbol con una pelota ovalada. Chris no cree que se pueda jugar con una pelota redonda.

Quizás no es buena idea jugar con un niño tan diferente... ¡Ni siquiera sabe cómo se juega!

Un momento. Se ve como divertido... ¡Vamos a probar!

Disfruta y celebra el encuentro de dos culturas a través de sus deportes favoritos. ;-)


Edición en español



martes, 28 de enero de 2014

¿YO DIBUJÉ ESO?



por Graciela Lecube-Chavez
 
©  2014


 
Uno de los buenos hábitos de mi mamá,
es guardar todos mis dibujos
escolares para la posteridad.
 
Ni lindos ni feos,
Son míos y eso le basta
para guardarlos
nada más.
 
“Tal vez llegues a ser famoso
y tus dibujos de niño pueden
traerte admiradores, prestigio y prosperidad,
porque ellos manifiestan
quién tú eres de verdad.
 
 “No te sorprendas
si un día en el futuro
veas en la portada de un “best seller”
uno de estos dibujos
que hoy no son nada.
 
Pensarás en mí,
sonreirás,
y sin que nadie te oiga, dirás:
¡Ay, si no fuera por mi mamá!”


domingo, 26 de enero de 2014

Adivinanzas



No es león y tiene garra,
no es pato y tiene pata.

Garra pero no mata,
pata pero no de vaca.

La respuesta se dará el próximo domingo.


Respuesta de la adivinanza anterior

Alto, altanero,
gran caballero,
gorro de grana,
capa dorada,
espuelas de acero.

Tengo de rey la cabeza
calzo espuela pavonada,
llevo barba colorada,
mi sueño temprano empieza
y madrugo a la alborada.

Canta cuando amanece
y vuelve a cantar
cuando el día desaparece.


El  gallo


Para más adivinanzas visita  www.adivinancero.com

sábado, 25 de enero de 2014

Poema basado en un hecho real



HÉROE DE CUATRO PATAS

por Graciela Lecube-Chavez

©   2014




Desde que el joven matrimonio de Paco y Rina Alvear
con su bebito y su perra Rocío salieron a caminar,
se convirtieron en los vecinos más populares del lugar.

Diana, la niñera que entre varias optaron por emplear,
presentó las mejores recomendaciones al aplicar
y sin perder tiempo con el bebito se puso a jugar.

Los padres salían a trabajar y Rocío se ponía a "gruñar"
y cada vez que veía a Diana, no hacía más que ladrar.
Muy preocupados los vecinos vinieron a preguntar

si en algo con mucho gusto les podrían  ayudar.
Paco y Rina se pusieron manos a la obra para dar
con la razón que hacía a Rocío de ese modo protestar.

Paco eligió el día libre de Diana para una cámara instalar.
Ella regresó y una semana después se pudo aclarar
la razón que hacía a Rocío ladrar sin parar.

La perra veía cómo Diana se atrevía al bebito maltratar
y ladrando era su manera canina del abuso informar.
“El perro es el mejor amigo del hombre”, ¿cómo dudar?


jueves, 23 de enero de 2014

¿No te sientes bien, Sam?


Reseña por Ariadna Sánchez
La temporada invernal es hermosa. Está llena de celebraciones, deliciosa comida, visita de familiares y amigos pero también de gripa, tos y hasta fiebre. Los cambios bruscos de temperatura generan toda clase de enfermedades respiratorias, lo que provoca que la salud se ponga en riesgo.

El cuento de hoy se titula ¿No te sientes bien, Sam? Escrito por Amy Hest e ilustrado por Anita Jeram. La historia es acerca de Mamá Osa y el pequeño oso Sam. 

Sam está a punto de irse a dormir cuando de repente un tosido aterrador sale de su garganta. Mamá Osa toca las mejillas de Sam las cuales están calientitas y coloradas. Mamá Osa decide darle una cucharadita de jarabe para aliviar los síntomas de la fiebre y tos.

Al pequeño oso Sam no le gusta el jarabe. Pone un sinfín de excusas para evadir abrir la boca y tomarse la medicina. Mamá Osa le hace saber a Sam que si se toma su medicina, podrán ver la llegada de la nieve por la ventana. Instantáneamente, Sam abre la boca y se toma el jarabe entre muecas de desagrado. Mamá Osa le pone su bata azul, pantuflas y le prepara un té con miel. Juntos sentados en el sillón cerca de la chimenea esperan la llegada de la nieve (aunque a decir verdad, el sueño los vence). Al día siguiente, Sam se siente mucho mejor.  Mamá Osa y Sam  juegan con la nieve que cayó la noche anterior por largas horas.

El descanso es el mejor remedio para cuando te sientes enfermo. Un apapacho con una tacita de té harán la diferencia. Para seguir leyendo más historias de Mamá Osa y Sam visita tu biblioteca local esta tarde. Recuerda que la lectura te da alas. ¡Nos leemos la próxima semana!

miércoles, 22 de enero de 2014

Tucho, el Camello



Ilustración de Carol Heyer


Anda en el desierto
Tucho, el camello
con sus dos jorobas.
Su enorme sombrero.
Transporta beduinos
turistas y niños.
¡Ah! El ama a los niños.
Ya no son turistas
cuando sobre el van.
Para el son niños
y muy alegre está.
Sus caricias
lo apabullan y enternecen.
El los quiere y oye.
Les encanta pasearlos
por el seco desierto.
Por allí, en algún lugar
Está el…si, Tucho el camello.
Un camello especial.

Leticia Teresa Pontoni.
Copyright 2014
Todos los derechos reservados

martes, 21 de enero de 2014

UN MINIMUNDO PARA LOS NIÑOS



por Graciela Lecube-Chavez
 
 
© 2014
 
Por millones se cuentan los niños curiosos
de ver de cerca el reino encantado de Disney,
y para complacerlos, existen en California,
Florida, París, Tokyo, Hong Kong y Shangai.
 
Pero para 1956, al sureste de Austria, se alzó
el parque Minimundis, con réplicas a escala
1: 25 de los edificios más famosos del orbe,
de la asociación benéfica Salvemos al niño.
 
Familias enteras pasean por los estupendos
jardines, donde chicos y grandes comparten
las obras que tomaron de 5 a 6 años y miles
de euros para completarse a la perfección.







domingo, 19 de enero de 2014

Adivinanzas



Alto, altanero,
gran caballero,
gorro de grana,
capa dorada,
espuelas de acero.

Tengo de rey la cabeza
calzo espuela pavonada,
llevo barba colorada,
mi sueño temprano empieza
y madrugo a la alborada.

Canta cuando amanece
y vuelve a cantar
cuando el día desaparece.

La respuesta se dará el próximo domingo.


Respuesta de la adivinanza anterior

Tiene famosa memoria,
gran tamaño y dura piel,
y la nariz más grandota
que en el mundo pueda haber.

Para ser más elegante
no usa guante ni chaqué
sólo cambia en un instante
por una «efe» la «ge».

Todo lo lleva delante,
los colmillos para la lucha
y la trompa para la ducha.


El  elefante


Para más adivinanzas visita  www.adivinancero.com