lunes, 30 de junio de 2008

Los tres pastelitos sabrosos- segunda parte

Por René Colato Laínez

(Copyright 2008) Todos los derechos reservados
cuento publicado en Revista Iguana


Para leer la primera parte hazle click aquí.



El tercer conejito se fue corriendo al mercado. Se paró para ver una pobre nube gris.

De repente la nube le comenzó a hablar —Conejito, conejito dame ese pastelito sabroso. Tengo tanta hambre.

—Claro, dame quince dólares y el pastelito es tuyo —le contestó el tercer conejito.

—No tengo dinero, pero si me das el pastelito sabroso me pondré muy fuerte y tendré más energía. Me llenaré de agua fresca. Lloveré y lloveré. Le daré agua a las plantas, flores, lagos y ríos. El campo se pondrá tan verde y bonito. Las plantas y flores crecerán con alegría —le dijo la nube.

El tercer conejito le dio el pastelito a la nube. La nube se lo comió y los dos estaban contentos.

Los tres conejitos regresaron a la casa y le contaron a su mamá todo lo que les pasó.

—Los engañaron. Ahora no tenemos ni el dinero, ni los pastelitos sabrosos —les dijo la mamá coneja muy enojada.

Esa noche mamá coneja y los conejitos se fueron a la cama sin cenar.

Algo maravilloso pasó esa noche, comenzó a llover. Al día siguiente la tierra estaba húmeda y los rayos resplandecientes del sol se asomaban por el horizonte. Los conejitos le pidieron a su mamá que plantaran semillas de zanahoria, lechuga, trigo y maíz. Después de sembrar los conejitos y su mamá le dijeron a todos los que se encontraban que era el mejor tiempo para sembrar.

Días después la tierra estaba bonita con muchas flores y alrededor de la casa de los conejitos crecían crujientes zanahorias y redondas lechugas. Los tallos de las plantas de maíz y trigo estaban tan altas que los conejitos hacían competencias para ver quien podía alcanzarlas hasta arriba. Habían pajaritos y mariposas. El agua regresó a los lagos y ríos. El sol brillaba como nunca.

Mamá coneja y los conejitos tuvieron suficiente comida y vivieron felices para siempre.



domingo, 29 de junio de 2008

La luciérnaga



Luciérnagas nocturnas,

que tejen entre estrellas,

lucesitas atrapadas,

de mística belleza.



Sueños glamorosos,

cristalinos y fugaces,

que en noches noctunales,

solo su espacio es próximo.



Jicoteas que en el lago,

pululan cual barquitos,

paseando libremente,

cucubanos relucientes.



¡Qué emoción, cómo se mueven!

vuelan entre la noche,

dejando al pensamiento,

mil formas e ilusiones.



Cucubanos y luciérnagas.

¿Qué difiere entre tu especie?

si ambas, en mi dejaron,

experiencias de mi infancia.



María A. Pérez Santiago

Autora puertorriqueña

(Copyright 2008) Todos los derechos reservados


sábado, 28 de junio de 2008

A MI ME GUSTA

-Por Graciela Lecube Chavez-
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados

foros.marianistas.org

Al zoológico le dicen zoo

para hacerlo más cortito
y eso me viene bien a mi
por ser muy chiquito.

No sé por qué me llevan
al zoológico a ver monos,
leones y elefantes como
si yo fuera un gigante.

A mi me gusta visitar
la granja de mis abuelitos,
donde hay vacas, ovejas,
caballos y puerquitos.

Y también hay hormigas,
palomas, abejas, pajaritos,
conejos y muchas gallinas
con su ejército de pollitos.

Por tenerlos a mi alcance
me dejan darles de comer,
agua también y jugar con
ellos hasta que me canse.

viernes, 27 de junio de 2008

Leyenda de los volcanes

Xochiquetzal y su guerrero
Adaptado por Yanina Ibarra
Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos

publicado en Revista Iguana


Xochiquetzal miraba triste el horizonte. Otro día terminaba y su amor no regresaba de la guerra. Mucho tiempo había pasado desde aquel día en que se había despedido de su apuesto guerrero azteca y le había jurado amor eterno.

Pasó el tiempo y un día un tlaxcalteca llegó a la aldea. El hombre inmediatamente se enamoró de la joven y le propuso casamiento. La joven lo rechazó y los celos se apoderaron del tlaxcalteca. El hombre decidió quitar del medio al único obstáculo que había en su camino. Una tarde fue al pueblo e hizo correr el rumor de que el guerrero había muerto en una batalla.

La tristeza se apoderó del corazón de la joven. Sus ojos perdieron ese hermoso brillo oscuro y sus cabellos dejaron de jugar con el viento. Los padres de Xochiquetzal estaban preocupados pues la tristeza de su hija parecía no tener fin. En el pueblo todos creyeron que el azteca había muerto luchando y el tlaxcalteca logró su objetivo. El forastero vistió sus mejores galas, se presentó ante los padres de la muchacha y les pidió su mano. Como ya no había motivos para impedir que se casaran, ellos aceptaron.

Los padres de Xochiquetzal y los aldeanos hicieron una gran fiesta para celebrar el casamiento. Todos bailaron y festejaron. Pero la pena se había adueñado de su corazón y ella no volvió a sonreír.

Pasaron los días y las noches, los veranos y los inviernos. Un día, cuando los pobladores menos lo imaginaban, los guerreros aztecas regresaron de la batalla. La guerra había dejado huellas profundas en sus corazones. Caminaban lento y sin levantar la mirada. Las mujeres estaban felices y corrían a abrazar a sus hombres, y los niños celebraban el regreso.

Xochiquetzal veía como todos festejaban cuando, de repente, su mirada se encontró con la de su apuesto y orgulloso guerrero azteca. ¡Estaba vivo! Él sonrió y sus ojos brillaron. Pero Xochiquetzal se puso pálida. El tlaxcalteca los había engañado a todos para casarse con ella. La joven corrió hacia su casa y mirando de frente al embustero, le dijo:

–¡Me has mentido! ¡Me has engañado para casarte conmigo!

El guerrero azteca había seguido a la muchacha hasta la casa y oyó la conversación. No podía creer lo sucedido. Xochiquetzal estaba como loca. Lloraba, gritaba, insultaba al tlaxcalteca y decía que amaría al azteca por siempre.

La joven desesperada huyó hacia el lago de Texcoco. El tlaxcalteca la siguió, pero el azteca lo detuvo y lo enfrentó. Aunque el duelo fue difícil, el guerrero derrotó a su oponente y luego salió en busca de su amada.

Cuando el guerrero la encontró ya era demasiado tarde. Xochiquetzal no pudo perdonarse por casarse con otro hombre y decidió morir. El azteca cubrió a su amada con un manto de flores blancas. Un zenzontle, el pájaro de los cuatrocientos trinos, se acercó y su canto acompañó el llanto desconsolado del azteca.

De repente, las nubes oscurecieron la luz y una terrible tempestad se apoderó del cielo y de la tierra. Los vientos rugieron como bestias furiosas durante toda la noche y todo se estremeció.

La calma llegó al amanecer. Los habitantes de la aldea no podían creerlo. Allí donde estaban Xochiquetzal y el guerrero azteca surgieron dos montañas nevadas. Una fue llamada Iztaccihuatl, que significa mujer dormida, y la otra Popocatepetl, que quiere decir montaña que humea. A lo lejos emergió el cerro Citlaltepetl. Se dice que este pertenece al alma del guerreo tlaxcalteca que celoso mira a los enamorados desde lejos.

miércoles, 25 de junio de 2008

El Perrito de la calle


Aquel perrito sin nombre.
Aquel perrito sin casa.
Un día no regresó
de seguro se murió.

Acostumbrado a dormir
siempre en los pastizales.
Una vez se enfermó
y ya nadie más lo vio.

Un hueso para roer
buscaba sin cesar.
Hasta que algo comió
y por eso se enfermó.

Pobrecitos de esos perros
que no tienen dueños.
Que nunca tuvieron
y ni los tendrán.

Siempre había soñado
que un niño le dijera:
Dame la patita,
pero nunca lo logró.

¿Adónde van los perros
cuando mueren?
¿Al cielo de Moguer
donde está Platero?



Leticia Teresa Pontoni

Copyright 2008
Todos los derechos reservados

martes, 24 de junio de 2008

OWEN

-Graciela Lecube-Chavez-
Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos



Owen vino del cielo
a la tierra sin alas,
con polvo de estrellas
en su inocente mirada.

En su carita
con blancura de luna
y de sonrisas iluminada,
se implora un mañana.

Con su amor infinito,
sus papás Dorothy y Jon
rodean y protegen
a Owen, su angelito,

y en la oración está
prendido el milagro
para que su niño
viva año tras año.


From heaven to earth,
Owen came without
wings and stardust
in his innocent look.

His little face with
the clarity of moonlight
and with smiles illumined,
begs for another tomorrow.

With infinite love,
his parents Dorothy and Jon
surround and protect
their angel Owen,

and in their prayer,
is the hope for the miracle
that their son will continue
to live year after year.


Visita la pagina de Owen en www.fightforowen.com



lunes, 23 de junio de 2008

Los tres pastelitos sabrosos


Por René Colato Laínez

(Copyright 2008) Todos los derechos reservados
cuento publicado en Revista Iguana



Hace muchos años, en un lugar que todos habían olvidado, las plantas y las flores ya no crecían. Los animales y los granjeros estaban tan tristes de ver la tierra seca y desolada. En una pequeña casita vivía una mamá coneja con sus tres conejitos. Una mañana mamá coneja hizo tres pastelitos sabrosos con la última harina que le quedaba.

Mamá coneja llamó a sus hijitos y les dijo, —Conejitos, no hay nada que comer en esta casa. Acabo de hornear estos pastelitos sabrosos. Quiero que cada uno de ustedes lleve a vender un pastel al mercado. Tengan cuidado. Véndanlos a un buen precio para que tengamos dinero con que comprar comida.

Los conejitos estaban contentos de ayudar a su mamá. Cada uno agarró un pastelito sabroso y se fueron al mercado.

—Recuerden de venderlos a un buen precio—les recordó su mamá.

El primer conejito se fue brincando al mercado. Se paró a contemplar la tierra seca y enferma.

De repente la tierra le comenzó a hablar— Conejito, conejito dame ese pastelito sabroso. Tengo tanta hambre.

—Claro, dame cinco dólares y el pastelito es tuyo —le contestó el primer conejito.

—No tengo dinero, pero si me das el pastelito sabroso me pondré muy fuerte. Seré una tierra muy rica donde las plantas y flores crecerán con alegría —le dijo la tierra.

El primer conejito le dio el pastelito a la tierra. La tierra se lo comió y los dos estaban contentos.

El segundo conejito se fue trotando al mercado. Se paró para ver los débiles rayos del sol.

De repente el sol le comenzó a hablar—Conejito, conejito dame ese pastelito sabroso. Tengo tanta hambre.

—Claro, dame diez dólares y el pastelito es tuyo—le contestó el segundo conejito.

—No tengo dinero, pero si me das el pastelito sabroso me pondré muy fuerte. Me pondré redondito, mis rayos serán resplandecientes. Les daré luz a todas las plantas y flores para que crezcan con alegría—le dijo el sol.

El segundo conejito le dio el pastelito al sol. El sol se lo comió y los dos estaban contentos.

Para poder leer el final del cuento hazle click aquí.


domingo, 22 de junio de 2008

Loas al Pitirre



Bendito seas pitirre,
de plumaje tan discreto,
de cántico lastimero,
y belleza inconfundible.

Eres parte de mi tierra,
eres historia, eres cultura,
te mantienes vigilante,
cual vigía en su faena.

Este poema es homenaje,
a quién le canta a la tierra,
alabando a nuestro Dios,
quién tanto lo ha cuidado.


Eres tesoro en la tierra,
de este suelo borincano,
cuida mucho a tus polluelos,
pitirre pájaro amado.

María A. Pérez Santiago

Autora puertorriqueña

Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos


sábado, 21 de junio de 2008

¿Y TÚ, QUÉ TE LLEVARÍAS?

-Graciela Lecube-Chavez-
Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos

"La isla desierta"
Sheila Gómez, 4 años

www.grifols.com


Una noche, de sobremesa,
la familia entera se puso a
jugar "Solo en una isla",
y hasta mis mascotas
insistieron en participar.
En este juego cada uno
responde al preguntarle:
-- Si tuvieras que irte a
una isla llevando sólo
una cosa preferida,
¿qué se te ocurriría?
-- Mi computadora-- dijo
papá, sin hacerse esperar.
-- El televisor, de seguro-
lo siguió nuestra mamá.
-- Yo lo tengo que pensar-
murmuró madrina muy fina.
-- Pues yo, ¡mi diario!--
gritó mi hermana mayor.
Al escuchar un ladrido y un
maullido miré al suelo donde
comían Olvido y Escondido,
y como sólo yo entiendo
lo que querían decir, repetí:
-- Olvido, un hueso grande
y Escondido, un ratón.
Al ver que abuela esperaba
callada que fuera su turno,
le hice la misma pregunta:
-- Si tuvieras que irte a una...
-- ¡Yo ya sé lo que llevaría!-
interrumpió ella sonriendo
como tan bien lo hacía.
-- ¿Di Nana, qué llevarías?
-- A ti mi cielo, a ti, porque
prefiero tu tierna compañía.
Pero ninguno aquí sabe qué
es lo que tú te llevarías-
quiso saber ella y sin esperar
contesté: -- ¡Un paracaídas!

viernes, 20 de junio de 2008

Receta- arroz con leche

Publicado en Revista Iguana

Christianne Meneses Jacobs
Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos


El arroz con leche es uno de los postres más populares de América Latina. Es tan popular que existe una canción infantil del mismo nombre.
Se puede comer frío o caliente, y se le agrega canela o limón para darle sabor.
Esperamos que disfrutes de esta receta y que de esa manera continúes la tradición en tu familia.
Arroz con leche

½ taza de arroz
1 canela en raja
1 taza de agua
1/3 taza de azúcar
¾ taza de leche
Canela en polvo
Pasas

1 Cocina el arroz con el agua y la canela hasta que el agua se absorba. Quítale la canela.
2 Añade el azúcar y la leche. Cocínalo por 10 o 15 minutos.
3 Revuelve la mezcla hasta que este uniforme.
4 Añade las pasas y sigue revolviendo la mezcla por 5 minutos más.
Sírvelo tibio.

jueves, 19 de junio de 2008

miércoles, 18 de junio de 2008

Las Hojas y su sombra


Las ramas se mecen
de aquí para allá,
se juntan, se tocan
parecen jugar.

El viento está soplando
muy frío, y es del sur

y las pobres ramas
están enmarañadas.

Se ven muchas formas
a través del vidrio,
caprichosas, raras,
y otras divertidas.

Las hojas y su sombra
me hacen divertir.
Juego, no me aburro
y quieto estoy aquí.

Hace tanto frío afuera,
que mama solo quiere
que me quede adentro
y ya no se que hacer.


Leticia Teresa Pontoni
Copyright 2008
Todos los derechos reservados

martes, 17 de junio de 2008

YO HE VIAJADO ...

-Graciela Lecube-Chavez-

Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos


.. en el lomo de un camello
en más de un desierto lejano
y en un burro carguero por
los senderos del Altiplano.
.. en un avión descubierto
empujado por feroz viento
y en otro muy bien cerrado
totalmente modernizado.
.. en un bote a remo por
selvas embrujadoras
y en balsa de troncos
sobre olas traicioneras
dando saltos por horas.
.. en un autobús de dos
pisos pintado de rojo
por la Quinta Avenida de
Nueva York y en Londres
donde vive la reina Isabel
en medio de gran oropel.
.. en una motocicleta con
casco y rodilleras y en un
caballo por la cordillera.
.. en bicicleta de montaña
y veloces autos de carrera
como si esto nada fuera.
...de vacaciones por el
Caribe y otros mares en
cruceros espectaculares.
.. en las alas del águila
glorioso y con la paloma
mensajera de la paz.
.. en un tren con ventanas
sin vidrios y en un camión
con radio y calefacción.
.. en una lancha con dos
asientos y en un gran yate
para más de doscientos.
.. en un submarino blindado
y en el pico de una cigüeña
cruzando el Atlántico, desde
París al mundo, envuelto
en un pañal bien asegurado.
.. y por el ámbito sideral
en un cohete espacial.

Yo soy el tiempo que va y viene
como si nada hubiera pasado,
y cuando me toca recomenzar
hago fila para poder entrar.

lunes, 16 de junio de 2008

Nuestro Sol Mañanero


Flautín tibiecito,

amarillo pollito,

que asomas a mi ventana,

cantándome bajito.



¡Despiértate! Me dices,

alumbrando mi cara,

ya los gallos cantaron,

y tú sigues durmiendo.



Perezosa, despierto,

salgo ya de la cama,

arrastrando mis pies,

el instinto me guía.



¡Solecito, buen día!

al regreso te digo,

gracias por tu tibieza,

a la escuela ya voy.



María A. Pérez Santiago

autora puertorriqueña

Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos


domingo, 15 de junio de 2008

En el día de los padres


René Colato Laínez
Copyright © 2008 - Derechos reservados




En el día de los padres
me reiré con mi gran amigo.
El que me ayuda y me brinda abrigo
que en las buenas y malas siempre está conmigo.

En el día de los padres
meteré un gol como un gran campeón
por el hombre que me entrega el corazón
que es mas fuerte que el mismo Sansón.

En el día de los padres
tocaré el cielo en mi avión privado
en los hombros de mi papá amado
navegaré en el cielo estrellado.

En el día de los padres
me disfrazaré como mi héroe adorado
no es Superman, ni el Chapulín Colorado
es mi papá que siempre me ha salvado.

sábado, 14 de junio de 2008

MI PAPITO

-Graciela Lecube-Chavez-

Copyright © 2008 - Derechos reservados


Si mi papito fuera marinero,
doctor, profesor, conductor,
carnicero, pesquiza, jardinero,
policía, relojero, bombero,
periodista, cartero, camionero,
bodeguero, taxista, pintor,
contador, barrendero, granjero,
pescador, dentista, peluquero,
obrero, fotógrafo, futbolista,
alguacil, repartidor, panadero,
músico, cantante, masajista,
inventor, vendedor, compositor,
secretario, anunciador, impresor,
payaso, astronauta, equilibrista,
ingeniero, corredor o minero,
yo lo iba a querer como sea
hiciera lo que hiciera, porque
él me ayudó a nacer y crecer.
Él es mi maestro, mi amigo,
mi guardián y consejero,
y gracias a él algún día
quisiera inspirar a mi hijo
como él hace conmigo.

viernes, 13 de junio de 2008

El tendedero

Isabel Arraiza Arana
Copyright © 2008 - Reservados todos los derechos




Mamá tiene un tendedero
que al parecer, con sus brazos,
trata de tocar el cielo.

Parado está, muy erguido,
viéndome correr de prisa
jugando con mis amigos.

El ve las aves volar
hasta las nubes y flores
y se queda donde está.

A mí muy triste me pone
cuando se empieza a nublar
y Mamá a sus brazos corre.

Recoge toda la ropa
que ha tendido y ahora baila
con el viento que la azota.

¿Se preguntará el cordel
que por qué lo desarropan
justo cuando va a llover?

miércoles, 11 de junio de 2008

Pajaros que vienen y van


Por las tardes en mi patio
el cielo se llena de aves.
Vienen a tomar agua
de la fuente y luego parten.

Entre ellos compiten,
se corren y se apuran.
Todos quieren ganar,
y el agua terminar.

La belleza de un pájaro
no se puede comparar.
Son tan frágiles, tan ágiles
y tan dulce su cantar.

Cuidemos a las aves
para que siempre existan.
Y a nuestro cielo lo surquen
con su belleza sin par.


Leticia Teresa Pontoni
Copyright 2008
Todos los derechos reservados

martes, 10 de junio de 2008

GOTITAS


Graciela Lecube Chavez

(Copyright 2008) Todos los derechos reservados


Cuando un bebé sonríe
el cielo tanto se ilumina
que el camino encandila.


Cuando un bebé llora
hasta de sus pucheros
cualquiera se enamora.


El primer baño del bebé
es toda una experiencia
a prueba de paciencia.


Si el bebé dice primero

ma-má antes que pa-pá
no es por "casualidá".


Cuando el bebé dice
adiós con su manita
se ilumina su carita.


El bebé mira sin ver
pero él sabe muy bien
quién es su mamita.


Y colorín colorado
estas gotitas se secaron
hasta mañana o pasado.

lunes, 9 de junio de 2008

Mónica Brown en el Club de los libritos, Univisión, L.A.

Mi amiga Mónica Brown se presentó en el Club de los libritos en el canal 34 de Los Angeles. Mónica escribe lindas biografías y cuentos para niños.

domingo, 8 de junio de 2008

EL DÍA EN QUE NACIÓ EUGENIO


Por Tina Casanova
Escritora invitada
Copyright © 2008 Reservados todos los derechos




Mamá salió con papito
A buscar un angelito
y en la casa todo nervios
se quedó el pequeño Eusebio.

Eusebio no tiene calma
pues le quitarán la falda.
Ha entrado a la habitación
con sigilo y precaución.

Algunos nacen con suerte.
Este cuarto está decente
la cunita primorosa,
tocador y muchas cosas.

Eusebio en su habitación
observa con atención.

Una punzada de celos
ha puesto muy triste a Eusebio.
Ahora corre hasta el armario
¡A cambiar el escenario!

¡Fuera cosas que no sirven!
A organizar lo imposible
y en menos de un pestañar
todo está espectacular.

Ahora a esperar al que llega
acompañado de abuela
de pronto un buen bocinazo
le hace correr como un ganso.

Y mamá trae en sus brazos
un angelito descalzo.

Papá le pone a su lado
al bebé con gran cuidado.
La tristeza se le ha ido.
¡El bebé le ha sonreido!

Ahora habrá que encontrar
un nombre fenomenal
--Ese asunto lo resuelvo
quiero que se llame Eusebio.

Mejor que se llame Eugenio.
Que casi, casi es como Eusebio.
Colorado, colorín
todo el mundo anda feliz.

sábado, 7 de junio de 2008

ESTAMPITAS

-Graciela Lecube-Chavez-

Copyright © 2008 Reservados todos los derechos



Voces
La vaca dice Muuuuuuu.
La oveja dice Beeeeeee.
El gallo dice Kikirikiiiiii.
El perro dice Guauguau.
El gato dice Miaaaauuu.
El pollito dice Pío-Pío-Pío.
El coquí dice Coquí-Coquí.
El reloj de pared Cú-Cú.
Las campanas Tan-Taaan.
El timbre Ring Riiiiiinnnng.
El tambor Rataplán, Pan-Pan.
El viento UUUUUhhhhhh.
El pato dice Cua-Cua-Cua
y el bebito, Ma-Má, Pa-Pá.

***

Visita Bosque Nacional El Yunque


Saluditos

Adiós, mariposa, alitas de cartón,
cuando vuelas eres mi inspiración.

Adiós, sapito, tan feito y juguetón,
si cierras los ojitos... ¡chapuzón!

Adiós, hormiguita, cargada de arena,
con sólo mirarte me crece la melena.

Adiós, arañita, subes teje que teje
sin ver que ninguna red te protege.

Adiós, gusanito, de pancita resbalosa,
si te vas a esconder usa esta baldosa.

Adiós, colibrí, liba el néctar de las flores,
moviendo sin ruido tus alitas de colores.

viernes, 6 de junio de 2008

Tribilín quería ser blanco



Tribilín era un perrito,

que negro brillante nació,

no quería ser negrito,

y con pintura se pintó.



Ni su padre, ni sus hermanos,

reconocieron al perrito blanco,

y Tribilín asustado,

llorando se arrepintió.



Cuando su madre lo oyó,

corrió a bañar a su perrito,

y al terminar de bañarlo,

emocionada lo besó.



¡Qué felices están todos!

¡Cuánto amor se demostró!

Tribilín ya no está triste,

y aprendió una lección.



María A. Pérez

Autora puertorriqueña


Copyright © 2008 Reservados todos los derechos


jueves, 5 de junio de 2008

Amy Costales


Amy Costales, tus colegas de Los Bloguitos te felicitamos y estamos muy orgullosos de ti por ser la ganadora del International Latino Book Award 2008: mejor libro bilingüe infantil del año, Hola Noche/ Hello Night.
¿Que significa para ti haber recibido este premio?

Mi familia, mis estudiantes y mis compañeros me han estado felicitando y ha sido muy bonito. Para mí es muy difícil distinguir entre mis libros. Me gusta cada cuento por una razón diferente, o por una persona diferente, y me fascina ver como los reciben los demás. Con este premio siento que Hola noche ha sido bien recibido.

¿Nos puedes platicar un poco sobre este libro?

Cuando mi hijo era chiquito siempre íbamos de paseo por la noche para tranquilizarnos después de una día activo. Estaba aprendiendo a hablar, y me encantaba como saludaba a todo lo que veía en inglés y español. Estaba leyendo Pío Peep en ese tiempo y me encantaba ver los versos en inglés y español. Escribí el libro para mi hijo, con verso en ambas lenguas, pero no pensé publicarlo. Un día, varios años después, lo mandé a mi editora, bastante segura de que me lo iba a rechazar. Lo aceptó ese mismo día. Cuando salió, mi hijo me dijo que escribiera Hola día para su hermana, y ya lo hice. Veremos que dice el editorial.

Luna Rising era una de mis editoriales multiculturales favoritas y me da gusto que tu premio haya sido con ellos. Tu editor/a debe estar contentisimo/a de tu triunfo. ¿Podrias darnos su nombre?

Se llama Theresa Howell. Es gran editora. Tuve una suerte tremenda en poder publicar tres libros con ella y espero tener la oportunidad de hacerlo de nuevo.


Pueden visitar la página de Amy Costales:
http://www.amycostales.com/
Por Mara Price

miércoles, 4 de junio de 2008

La Casa Embrujada



Una casa desolada,
solitaria y olvidada,

con pocos colores,
nadie sabe qué pasó.

Nadie se veía en
ese lugar.
El jardín se cuidaba,
todo prolijo estaba.

Pero las personas
nunca se veían
por ese lugar
en ningún momento.

Haciendo travesuras
un día nos metimos,
con algo de miedo
aquella reja cruzamos.

El silencio reinaba,
si estabas quieto,
nada se escuchaba
en aquel lugar.

Ventanas muy cerrradas,
cortinas raídas,
ya no era lo que fue
aquella bonita casa.

La historia ya termina,
la casa allí quedó.
Y nunca más se abrió,
y la historia se cerró.


Leticia Teresa Pontoni
Copyright 2008
Todos los derechos reservados


martes, 3 de junio de 2008

¿QUÉ HACES RAULITO?

-Graciela Lecube-Chavez-

Copyright © 2008 Reservados todos los derechos



¿QUÉ HACES RAULITO?,
diez veces a Raulito pregunté.
Para leer lo que me dijo debes
llegar hasta el mismo final, pero
antes de eso, ¿qué me dirías tú
si te pregunto lo mismo que a él?

¿Qué haces Raulito
1 parado de cabeza?

___________________________

2 con dos oídos y una boca?

___________________________

3 dando salto tras salto?

____________________________

4 mirando al cielo tan fijo?

____________________________

5 apilando todos esos libros?

____________________________

6 comiendo menos carne?

_____________________________

7 pintándote todo de verde?

____________________________

8 si te piden tu opinión?

____________________________

9 encendiendo tantas velas?

________________________

10 montado en caballito de madera?

_________________________

Estas son las respuestas de Raulito:
1 .. pensando con los pies.
2 .. oir más y hablar menos.
3 .. caminando como un canguro.
4 .. quiero pescar a Santa de paseo.
5 .. subir hasta donde mamá
guarda las galletitas.
6 .. protegiendo a las vaquitas.
7 .. quiero ser parte del bosque.
8 .. darla con una canción.
9 .. preparándome para un apagón.
10 .. probando mis botas nuevas.


lunes, 2 de junio de 2008

Siete pasos para aprender a amar la Tierra





La Tierra tiene aún maravillas para mostrar. Dios en su grandeza preparó todo lo que necesitaríamos para vivir y ser felices. Muchos de nosotros cuando rememoramos nuestra infancia, no podemos dejar de lado el hecho de que esas experiencias infantiles están estrechamente vinculadas con la Naturaleza, si no, escúcheme bien. Cuando yo era niña, me gustaba correr bicicleta nada más para sentir y desafiar al viento cuando en veloz carrera azotaba mi rostro. También recuerdo los aguaceros. ¡ Cómo me salía a la calle para atrapar las gotas de lluvia con mi boca como si estuviera recogiendo palomitas de maíz! Otro de mis recuerdos es la yagua de palma que me servía de chorrera en el campo. Con ellas me tiraba desde las pequeñas elevaciones de tierra como si fueran . ¡Qué recuerdos! ¿Se dan cuenta lo importante que es la naturaleza en nuestras vidas? El problema es, la competencia monstruosa que tenemos con los medios de comunicación y la tecnología. Nos estamos perdiendo esas bendiciones que Dios nos regaló y lo triste es que quizás si reacionamos algún día, ya sea demasiado tarde y todo se haya perdido.Es importante enseñarle a los niños la importancia de la naturaleza ahora. Es importante que los mayores y los adolescentes seamos modelos positivos para los menores. Está en nosotros mismo el querer hacerlo. ¿Quieres tratar? He aquí algunas recomendaciones de cómo comenzar:



1. Lea "TODO LO QUE PUEDA" sobre la naturaleza

2. Anime a los niños a a entender cómo y por qué comenzar a amar la Tierra.

3.Sáquelos a caminar a admirar la bellezas de la naturaleza.

4.Siembre con ellos algo en el jardín.

5.Recicle y reúse.

6.Apague las luces y los enseres cuando termine de usarlos.

7. Hágase usted un modelo que ellos quieran imitar.

Amar y cuidar la Tierra es respetarla. Somos responsables de enseñar con el ejemplo pués nos incumbe a todos. Los niños aprenden con el ejemplo. ¡Seamos buenos modelos y colaboradores con Dios!

María A. Pérez
puertorriqueña
Copyright © 2008 Reservados todos los derechos