viernes, 29 de febrero de 2008

¿A que no adivinas?

Largo y finito
como palito;
tiene alma negra,
negra, renegra;
deja su huella
detrás de ella
y en el papel
se queda él.

Poema tradicional
Autor anónimo

respuesta:
El lápiz


Imprime y colorea


jueves, 28 de febrero de 2008

Bate, bate chocolate

Imprime y colorea


Uno, dos, tres, cho-
Uno, dos, tres, -co-,
Uno, dos, tres, -la-,
Uno, dos, tres, -te
Bate, bate chocolate.

Poema tradicional
Autor anónimo

miércoles, 27 de febrero de 2008

La mariposa olorosa

Por Isabel Arraiza Arana, Autora Invitada
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados





Voló la abejita,
y, parada en la flor,
vio una mariposa
de bello color.

La atrajo su olor,
más que cualquier cosa.
“¿Quién te perfumó?”
preguntó curiosa.

Levantó sus alas
y gritó furiosa:
“Nadie me perfuma,
yo nací olorosa”.

No creyó la abeja
su contestación
y voló buscando
una explicación.

Vio usar al rosal
pétalos de flor
para hacerle alas
de multicolor.

Continúa su vuelo
hoy la mariposa;
perfuma el jardín
con alas de rosa.

martes, 26 de febrero de 2008

UNA BUENA LECCIÓN

Por Graciela Lecube Chavez
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados

Imprime y colorea



--DO - RE - MI - FA - SOL - LA - SI,
siete son las notas en la escala diatónica
porque se forman de tonos y semitonos--
dice la maestra en la clase de música
mientras los niños la miran sin entender.

--DO - RE - MI - FA - SOL - LA - SI--
repite ella con paciencia, concentrada
en sus alumnos tan guapos y pequeños,
y piensa "quizá uno de ellos me recuerde
cuando premien sus composiciones".

--DO - RE - MI - FA - SOL - LA - SI -
continúa la maestra con la mirada perdida
en el paisaje que el sol baña fuera del aula.
--Las notas vienen del poema escrito por
el monje Pablo el Diácono: Ut queant laxi.

--D0 - RE - MI - FA - SOL - LA - SI --
vuelve a decir en voz baja como en secreto,
perdida en sus fantasías creativas, ajena
a la confusión de sus tiernos estudiantes
que repiten sin saber las notas musicales.

--DO - RE - MI - FA - SOL - LA - SI --
improvisan los chicos en ritmo de raggaetón
haciendo más ruido que desafinado saxofón.
Ella reacciona, feliz. "Aprendieron la lección
a su modo"-piensa-"con un ritmo juguetón".

lunes, 25 de febrero de 2008

Pancho Gusano y Pepe Escarabajo- Segunda Parte

Escrito por René Colato Laínez
Ilustrado por Mara Price

(Copyright 2008) Todos los derechos reservados
cuento publicado en Revista Iguana




Para leer la primera del cuento haz click aquí.


—¡AAAHHH! —Pancho Gusano gritó mientras caía hacia al fondo.

Por mucho rato Pancho Gusano escaló el agujero haciendo pequeños túneles pulgada a pulgada.

—Finalmente estoy afuera —dijo Pancho Gusano,
limpiándose toda la tierra que tenía encima.

En seguida siguió su camino a casa de Pepe Escarabajo y se sonrió
cuando vio el puente en la distancia. Pancho Gusano se deslizó lo más rápido que pudo cuando vio el río.

—Agua fresca y cristalina, perfecta para el té de curalotodo —dijo. Pancho Gusano se inclinó hacia el río pero ¡CATAPÚN! Se cayó al río.


Por varios minutos, Pancho Gusano se dio muchas vueltas en el agua.


—Tengo que salir de aquí. Necesito ver a mi amigo. ¿Pepe Escarabajo cómo estarás? —dijo Pancho Gusano.


Pancho Gusano vio una hoja grande que flotaba por ahí.

—Ésta es
mi hojita de salvación —dijo y se subió en ella.

El remó, remó y remó. Finalmente vio algo familiar.— ¡El puente! —gritó. —Desde aquí veo su casa.— Pancho Gusano se deslizó a la casa de Pepe Escarabajo.


A Pepe Escarabajo le dolía todo el cuerpo. Parecía un globo de lo inflamado que estaba.


—Que bueno que estás aquí —dijo Pepe Escarabajo. —Estaba muy preocupado. Pensaba que algo grave te había pasado en el camino.


—Aquí estoy listo con la medicina que te curará —dijo Pancho Gusano.

—Súper amigo. ¡Ayúdame! Me siento tan mal —dijo Pepe Escarabajo.

—Pronto vas a estar muy bien —dijo Pancho Gusano.


Pancho Gusano preparó el té de curalotodo para Pepe Escarabajo y le dio un leve masaje.


—Tú eres un verdadero amigo —dijo Pepe Escarabajo.


—Siempre seré tu mejor amigo —Pancho Gusano dijo.
—¿Cómo te sientes?

—Ahora que tú estás aquí, me siento mucho mejor
—dijo Pepe Escarabajo.

Días después, Pancho Gusano y Pepe Escarabajo se sentaron debajo de un árbol.

—Tengo una idea —dijo Pancho Gusano. —Voy a construir una casa junto a la tuya.

—¡Qué magnífica idea! ¡Seremos vecinos! —dijo Pepe Escarabajo.

—Sí, estaremos juntos para siempre —dijo Pancho Gusano.


Pancho Gusano y Pepe Escarabajo eran diferentes pero en su amistad y en sus corazones eran muy parecidos. Y eso siempre lo sabrán.

FIN

sábado, 23 de febrero de 2008

Cinco pollitos

Imprime y colorea



Cinco pollitos

tiene mi tía;
uno le canta,
otro le pía,
y tres le tocan la sinfonía.

Poema tradicional
Autor anónimo

viernes, 22 de febrero de 2008

Amigos

Imprime y colorea



La amistad es un tesoro

que vale mas que el oro.

***

Traigo un verso en la camisa
y un verso en el pantalón,
para el amigo que apriete
mi mano sin condición.

Poemas tradicionales
Autores anónimos


jueves, 21 de febrero de 2008

Pancho Gusano y Pepe Escarabajo

Escrito por René Colato Laínez
Ilustrado por Mara Price

(Copyright 2008) Todos los derechos reservados
cuento publicado en Revista Iguana

Todas las tardes Pepe Escarabajo volaba velozmente arriba de la montaña para visitar a su amigo, Pancho Gusano. Ellos eran buenos amigos a pesar de ser muy diferentes. Pancho Gusano platicaba, se deslizaba y trabajaba muy despacio. Pepe Escarabajo hablaba, volaba y trabajaba lo más rápido que podía. Pero cuando estaban juntos ellos dibujaban en la tierra, jugaban a las escondidas y bailaban al ritmo del cha-cha-cha.

Una tarde Pancho Gusano esperó y esperó a Pepe Escarabajo. Pasó el tiempo, salió la luna, brillaron las estrellas, apareció el sol y Pancho Gusano seguía en la ventana esperando a Pepe Escarabajo. Pancho Gusano se sintió feliz cuando escuchó que alguien volaba hacia su casa, pero no era Pepe Escarabajo. Era Belinda Mariposa.

—Pepe Escarabajo, mientras volaba y volaba, chocó con el puente al lado de su casa y se dio un golpe tan fuerte que está en cama —dijo Belinda Mariposa.


—Tengo que ir cuanto antes. Necesito estar con mi amigo —dijo Pancho Gusano y agarró su maletita de primeros auxilios.

Pancho Gusano se deslizaba hacia abajo de la montaña lo más rápido que pudo cuando miró un charco de lodo.

—Este lodo le puede servir a mi amigo —dijo Pancho Gusano. —Es el lodo perfecto para curar caídas y raspones.

Pancho Gusano se deslizó a través del lodo. Tratando de sacar un poco se dio un resbalón.

—¡Ay yai yai! ¡Estoy estancado! ¿Qué haré para salir? —Pancho Gusano gritó.


Pancho Gusano se retorcía y se enrollaba y se estiraba tratando de salir del lodo. Finalmente, después de mucho batallar, dijo —¡Estoy libre!


Pancho Gusano se sacudió todo el lodo que tenía encima y siguió su camino a la casa de Pepe Escarabajo. Más tarde Pancho Gusano se deslizó lo más rápido que pudo cuando vio un agujero profundo y negro.

— ¡Qué bueno! Aquí está la hierba para los dolores y moretones para curar a mi amigo —dijo Pancho Gusano.

Aprovechándose de una raíz que crecía dentro del agujero, bajó por
ella cuando de repente un fuerte viento le hizo perder el equilibrio.

—¡AAAHHH! —Pancho Gusano gritó mientras caía hacia al fondo.


¿Podrá Pepe Gusano llegar a casa de Pancho Escarabajo?

¿Cómo estará Pancho Gusano?

Para leer el final del cuento haz click aquí.


miércoles, 20 de febrero de 2008

El tradicional Dulce de Leche Argentino





Es de Argentina. ¡Un orgullo! ¿Han tratado de hacerlo en casa? Se que en los supermercados de Argentina y en algunos otros lugares del mundo quizás pueda encontrarse, pero hacerlo en casa resulta muy divertido.
Se cuenta que el dulce de leche nació un día en la casa de un hombre de la historia Argentina, Don Juan Manuel de Rosas, allí se estaba firmando un pacto entre políticos de la época. Se supone que una de sus criadas que cuidaba la leche en el fuego, la olvidó y luego de un cierto tiempo la mezcla del azúcar con la leche se transformó en el tan famoso dulce. Quiénes visitan este país siempre se llevan un frasco. Es especial para rellenar tortas, alfajores y muchas más delicias.
Siempre con la ayuda de sus mamis lo pueden realizar. El fuego puede ser peligroso.
¡Manos a la obra!



Solo precisan los siguientes ingredientes:
1. 1 litro de leche condensada.
2. agua



En una olla cubran con agua la leche condensada. Dejarlo que hierva lentamente entre 2 a 2hs y media. Chequeen que nunca falte agua. Que no se evapore.
Tapen la olla. Luego del tiempo estipulado pruébenlo. Debe tener un color oscurito, marrón.
¡Una delicia! Con galletas, pan, etc.

Leticia Teresa Pontoni

martes, 19 de febrero de 2008

Las Vocales

Por René Colato Laínez
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados


Soy amistoso, soy amistosa
A, A, A, a, a, a.
Siempre tiendo la mano
a todos mis amigos.
No me gusta pelear.

Soy especial, soy especial
E, E, E, e, e, e.
Soy el mejor regalo
Y soy lo mas valioso
que tienen mis papás.

Soy inteligente, soy inteligente
I, I, I, i, i, i.
Escucho a los maestros.
Siempre hago la tarea
con una gran sonrisa.

Soy original, soy original
O, O, O, o, o, o.
Con lápiz y papel,
y sin copiar a nadie
maravillas puedo hacer.

Soy único, soy única.
U, U, U, u, u, u.
En todo este mundo
No puedes encontrar
a nadie como yo.

lunes, 18 de febrero de 2008

SI TE GUSTA...

Por Graciela Lecube-Chavez
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados

Ilustración de Laura Lacámara
www.lauralacamara.com



Si te gusta

trepar a los árboles,
jugar a la rayuela
o las canicas,
montar en bicicleta,
girar un trompo,
vestirte de bombero
o pilotear un cohete,
eres un niño saludable,
lleno de energía.

Si te gusta
cocinar, modelar,
dibujar, cantar,
escribir libros,
pintar, componer,
actuar, dirigir,
bailar, zapatear,
tocar el piano
o la guitarra,
eres un niño
con imaginación
de artista.

Si te gusta
jugar al tenis,
correr, nadar,
patear la pelota
o batearla bien duro,
patinar en hielo o cemento,
montar en moto
o a caballo, esquiar
en la nieve o el mar,
eres un niño deportista
con corazón de acero.

Si te gusta
ayudar a la gente
como médico, dentista,
cirujano, psicólogo,
trabajador social,
anestesista, masajista,
siquiatra, pediatra,
cardiólogo, pedicuro,
confesor o enfermero,
o quizá como abogado,
eres un niño iluminado.

Si te gusta
ser presidente,
eres un niño valiente
y dedicado, porque
el destino de tu patria
y quizá del mundo
esté en tus manos.


sábado, 16 de febrero de 2008

Tengo, tengo, tengo

Imprime y colorea



Tengo, tengo, tengo

Tú no tienes nada.
Tengo tres ovejas
en una cabaña.

Una me da leche,
otra me da lana
y otra mantequilla
toda la semana.

Poema tradicional
Autor anónimo

viernes, 15 de febrero de 2008

No me quiero parar

Por Amy Costales
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados



Minino susurra miau, miau, miau.
Pero yo no me quiero parar.

Mamá está en la cocina, pas, pan, plum.
Y por allí un carro canta varum.

Alguien toca en la puerta, ton, ton, ton.
Es mi tío pidiendo un aventón.

¡Pero yo no me quiero parar!

Entonces huelo frijoles y tortilla bien tostada.
Y me paro de mi cama pero así de volada.


jueves, 14 de febrero de 2008

Colorín colorado


Te voy a contar la historia de colorín colorado.
Fue hace tantos tantos años, que ya casi se ha olvidado.
Ocurrió en el reino aquel de un país nada cercano.
Donde el rey era el pimiento y ordenaba escuchar cuentos.
Le gustaban los alegres, sin nada de sufrimientos.
Y de pájaros tan fuertes que volaban contra el viento.

Se levantaba el pimiento muy temprano en la mañana.
Se asomaba perfumado con un libro en la ventana.
Y leía a voz en cuello su historia hasta terminarla.
Cada día más le pedían, cada día más escuchaban.
Y así pasaba las horas rey pimiento en la ventana.
Pensó hacer una cortina para, al terminar, cerrarla.

Corrió la cortina y dijo: Y colorín morado, este cuento se ha acabado.
Disgustó a la berenjena, a la cebolla y al ajo.
¿Por qué colorín morado? ¿Con nosotros se ha enojado?
Y así dijo al otro día, cuando terminó su historia:
Y colorín anaranjado... ¡no! gritó la zanahoria.
Asociarán mi color con el fin, qué poca gloria.

Mas volvió a leer sus cuentos un día más el rey pimiento.
Sentado en primera fila había un tomate contento.
Decidió entonces el rey hacer un último intento.
Y colorín coloradooo... este cuento se ha acabado.
El tomate dio las gracias, dijo sentirse halagado.
Siendo un color tan alegre, sin duda era el indicado.

De ese día en adelante los cuentos que se han contado
terminan del mismo modo, seguro lo has escuchado:
y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Isabel Arraiza Arana
Derechos reservados

Niña con Galletas

http://maraprice.blogspot.com/
Ilustracion de Mara Price
Copyright © Derechos reservados

miércoles, 13 de febrero de 2008

Un Mundo de Muñecas




Hola, mis queridas niñas. Hoy voy a hablarles sólo a ustedes, y sobre muñecas. Quién no ha tenido o ha jugado con ellas. Hablaré de algunas, es enorme el mundo de las muñecas.

1. Armand Marseille comenzó a crear muñecas de porcelana, las primeras en Alemania. El combinó cabezas de un material con cuerpos de otro material, un innovador de la época. Algunas de sus muñecas se llamaron: Florodora, Rosebud, Baby Gloria, Lilly y otras.


2. Las muñecas “Kokeshi” de Tsuchiyu Onsen, muñecas japonesas que se creaban en un lugar donde casi todo el año había nieve. Era el único trabajo en esa zona, había que trabajar en la fábrica de muñecas. Son de 1830 y tenían una linda sonrisa.

3. Matryoshkas: aparecieron en Rusia en 1890. Es la muñeca rusa más famosa. Su nombre proviene de “matryona” es igual a “madre”. Se la exhibió en París en 1900 y tantos y ganó la medalla de bronce. Ella tenía diferentes ropas y colores según el tema. Tema: boda, niños, etc.

4. La Muñeca de composición: es de 1943 y estaba construída con una unión de virutas de madera, escayola, polvo de talco y pegamento. También se lo llamaba cartón piedra. Era más económica y accesible.

5. Topo Gigio: el nació en Italia gracias a la chispa creadora de Maria Perego y Federico Calder. Este muñeco llegó a muchos lugares del mundo. Tuvo programas en televisión. Paseó por Puerto Rico, Argentina y República Dominicana. Su dulce y suave voz capturó a muchos niños que pasaron la niñez más feliz de sus vidas. El cantaba en italiano, inglés, y español también. El era un cándido y alegre ratón. Nació en 1958.

6. Barbie: creada por Bárbara Handler al ver a su hija que le gustaba jugar con muñecas de aspecto adulto. En esos años de 1950 las muñecas eran de papel o cartón. Y nació en 1959 la tan famosa Barbie…y luego tuvo acompañantes como Ken, Midge, Skipper etc. Y podés encontrar la Barbie rockera, ejecutiva, astronauta y muchas más.

Existen muchos coleccionistas de muñecas. Cuando deseas saber el valor de una muñeca debes tener en cuenta su edad, aspecto, ropa y rareza. Más antigua más valor tendrá. En 1937 Mary Lewis, una coleccionista de muñecas, invitó a todas las personas que amaran a las muñecas y las coleccionaran a formar el club de las muñecas. Ocho mujeres de presentaron y formaron ese club tan soñado por Mary y en 1949 ya fue oficial. Su sueño se convirtió en realidad.

Este es un mundo muy grande y tiene muchas historias para contar. Ahora sólo contaré esto y sé que lo disfrutarán. Las muñecas son algo especial para las niñas y lo serán hoy mañana y siempre.

Leticia Teresa Pontoni
Copyright © 2008
Todos los derechos reservados



martes, 12 de febrero de 2008

LA PIÑATA

Por Graciela Lecube Chavez
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados




Cuando los siete cumplí,
en alegre fila de amigos
con palo de varios colores
en la mano me pusieron y
a la piñata como loco le di.

Con los ojos vendados
mi turno ansioso esperé,
aunque fui el primero
en probar mi fortuna
por ser el homenajeado.

La enorme piñata amarilla
y verde era una estrella
llena de dulces y sorpresas,
regalo de mis dos abuelitos
ocultos bajo una sombrilla.

Con ansia nos turnamos
en romper esa maravilla
y cuando lo logramos,
sin importarnos la ropa
al suelo nos tiramos.

Mis amigos y yo silbamos,
gritamos, empujamos,
mucho reímos y gozamos
sin que nadie protestara
por ser como hermanos.

¡Qué lindo cumplir otro año
junto a la familia tan querida
rodeado de amigos y romper
una piñata, sin importar para
nada su forma o su tamaño!

domingo, 10 de febrero de 2008

Era una paloma



Era una paloma,
punto y coma,
que dejó su nido,
punto y seguido,
para ir al parque,
punto y aparte.
Se encontro un amigo,
puntos suspensivos...
Se paró en la loma,
punto y coma;
se tragó un nopal,
punto y final.

Poema tradicional
Autor anónimo

sábado, 9 de febrero de 2008

EL BAILE DE LAS TALLAS

Por Graciela Lecube-Chavez
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados


Pintura de Fernando Botero
Baile en Colombia, 1980
188 x 231 cm


En un baile de gran salón
las Tallas concursaban por
el trono del mejor cuerpo.

-- Yo soy Talla Dos
por todas codiciada.

-- Yo soy Talla Seis
y no me falta nada.

-- Yo soy Talla 12
la más recomendada.

-- Yo soy Talla 14
la actual privilegiada.

-- ¡Qué va! -- dijo
ufana doña Talla 24--
Con honra lo admito,
señoras y señoritas,
porque las gorditas
como yo dominamos
las pasarelas actuales.
No más Tallas finitas,
a comer se ha dicho
pastas y bombones
hasta llenar faldas
y también pantalones,
porque la moda al fin
reconoce sus errores
y a un poco de grasita
ninguno ya se opone.

viernes, 8 de febrero de 2008

Mi abuelita

Por Amy Costales
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados




Mi abuelita vive en México, bastante lejos,
Donde quisiera verla un día de estos.
Vive en un pueblito de casas blanquitas
En un monte verde de noches fresquitas
Tiene una olla grandota para cocinar frijoles
Y una más chiquita para hacerme atoles
Ojalá pudiera estar ahorita a su lado
Con su perrito a nuestros pies acurrucado.


miércoles, 6 de febrero de 2008

El Ciervo




Los tehuelches lo llamaban
solamente "shoam"
los araucanos lo nombraban
solamente “Huemul”.

Su figura legendaria,
está en dibujos rupestres,
se lo cazaba con lazos,
bolas de piedra y flechas.

De aspecto muy robusto
con patas fuertes y cortas,
su pelaje es denso y grueso
y tiene grandes orejas.

Vive en sitios escarpados,
por ser de su preferencia,
y cuando nada sorprende
el fuerte y bello huemul.

Su dieta vegetariana es
de arbustos y frescas hierbas
su lucha es dura y diaria
para poder sobrevivir.

Pero ya quedan muy pocos,
de este noble animal.
Y por el bien de todos
se debería preservar.



Leticia Teresa Pontoni
Copyright © 2008
Todos los derechos reservados



martes, 5 de febrero de 2008

Canción de cuna

Foto: Anne Geddes

~Para niñas...

Mamita, es que soy chiquita
Ven acá, apriétame fuerte
Y aguántame mis manitas
Que creo que voy a caerme.

Me gusta cuando me meces
Y mirándome me cantas
Yo te miro y te sonrío
Tú sonríes y me abrazas.

Se me cierran mis ojitos
Si tocas mi cabecita
¡Ay! ya casi me he dormido
Mamita, es que soy chiquita.



~Para niños...

Mamita, es que soy chiquito
Ven acá, apriétame fuerte
Y aguántame mis bracitos
Que creo que voy a caerme.

Me gusta cuando me meces
Y mirándome me cantas
Yo te miro y te sonrío
Tú sonríes y me abrazas.

Si tocas mi cabecita
Se me cierran mis ojitos
¡Ay! ya casi me he dormido
Mamita, es que soy chiquito.


Isabel Arraiza Arana
Derechos reservados


lunes, 4 de febrero de 2008

Adivinanzas

María Rico, escritora invitada


En la casa yo te aviso,

En el reloj te despierto.

En la bicicleta alerto

Y por mí te enteras

Cuando llaman por teléfono.

TIMBRE


Doce hermanitos somos

Y yo el segundo nací,

Si soy el más pequeñito,

¿cómo puede ser así?

FEBRERO



Tal como luces, te toma

Y en ella el tiempo detiene,

Es documento valioso

Por todo lo que contiene.

FOTOGRAFÍA

domingo, 3 de febrero de 2008

Sirenita

Escrito e ilustrado por Edwin Fontánez
Derechos reservados


Brillante, entre las olas
una sirenita canta.
Vestida de oro y jade
con coronita de algas.

El mar sube, se levanta
se cansa y echa en la arena.
Y la sirenita ríe
brincando entre la marea.

El sol y el aire salado
pronto se cubren de estrellas.
La sirenita cansada
desaparece en la arena.

Adiós, sirenita adiós,
princesa de uvas playeras
que en tu castillo de corales
sueñes entre las almejas.




* *La Orquesta de los Peces

viernes, 1 de febrero de 2008

JUGANDO A SER ANIMALES

Por Graciela Lecube-Chavez
(Copyright 2008) Todos los derechos reservados


Ilustración de Suzy Engelman Block
www.suzyengelmanblock.blogspot.com


Lina tiene 15 años y, por ser buena tía,
a sus cinco sobrinitos, vecinos y amigos
al parque llevó a jugar. Para el mediodía,
inspirada por una mariposa y un pajarito,
Lina preguntó a los chicos si les gustaría
ser un animal solamente por un día.
Todos dijeron "¡SÍÍÍ!", muy entusiasmados
y a imaginarse animales se concentraron.

Yo quiero ser… uno a uno fue diciendo…:

- Mono, para ser amigo de Tarzán

- Tortuga, para no pagar alquiler

- Jirafa, para cuando vieja no tener papada

- León, para mandar como hace un rey

- Ciempiés, para usar zapatos de todo tipo

- Serpiente, para no tener ni callos ni juanetes

- Canguro, para en mi bolsa esconder dulces
bien seguro

- Gato, para vivir siete vidas

- Perro, para ser siempre un amigo fiel

- Ruiseñor, para cantar como un tenor

- Cocodrilo, para tener un mar de colmillos

- Cisne, para nadar sin hacer ruido

- Coneja, para tener montones de conejitos

- Coquí, para ser querido por un país

- Delfín, para ser premiado por salvar vidas

- Águila, para volar sin gasolina

Como Luisito callado estaba, Lina le preguntó:

- ¿Y tú, qué animal te gustaría ser?

- Yo… yo quisiera ser oso, para dormir todo
el invierno y no ir a la escuela.

A lo que Lina le respondió muy apurada:

- ¡Pero podrías despertar como un burro!

- No seré un burro -dijo Luisito-
sino el mejor correcaminos
para ser el primero en llegar
a la escuela, siempre que
no me duela una muela.



El gato Sandinista

El gato Sandinista
Por Christianne Meneses Jacobs (Copyright 2008)
Todos los derechos reservados

Este era un gato con canillas de trapo y los ojos al revés. ¿Quieres que te lo cuente otra vez? No, así no empieza el cuento.

El día que triunfo la revolución Sandinista en Nicaragua, todos nos subimos al jeep rojo de mi papá para ir a recibir a los triunfantes guerrilleros. Pero mi gato rayado no nos dejaba ir y maullaba sin cesar. Le pedí a mis padres que lleváramos al minino. De milagro, mis padres accedieron, quizás por que estaban contentos, pero me di cuenta de que algo le faltaba. Todos llevábamos pañueletas roja y negra (los colores de la bandera Sandinista) alrededor del cuello menos mi gatito.

Le pedí a mi mamá que le cosiera una pañueleta. Salí corriendo dentro de la casa buscando pedazos de tela. En menos de diez minutos mi mamá tenía hecha una pañueleta. Muy contenta se la puse alrededor de su cuello atándola en un nudo y le dije ­-Ahora eres el gato Sandinista.

Me miró y maulló. Rápidamente saltó de la mesa donde lo tenía y caminó directamente al coche. Se subió de un salto y se acomodó en primera fila. Allí iba sentado en medio de mis padres, mientras que mi hermano yo íbamos en el asiento trasero.

-Este gato cree que es perro –comentó mi papá burlonamente. El minino levantó su cabeza y miró a mi papá con seriedad como si hubiera entendido. Basto esa mirada para que mi papá no se burlara de él otra vez.

Después de un corto viaje y mucha anticipación, llegamos al lugar donde estaban llegando los camiones llenos de guerrilleros. Se veían sucios, barbudos, algo mal olientes pero felices de que la guerra civil había terminado. Muy alegres ondeamos nuestra bandera roja y negra, y gritamos consignas “Patria libre o morir”, “Que viva la revolucion.”

Nos bajamos del coche para felicitar a los guerrilleros cuando el minino se me escapó de las manos y se escabullo entre los camiones. Con lágrimas en los ojos me acerque a mis padres para decirles que mi gatito se había escapado. Todos empezamos a buscarlo y preguntándole a los guerrilleros si lo habían visto. Buscamos de camión en camión. Ya nos íbamos a dar por vencidos cuando escuchamos a un guerrillero decirle a otros “Ya viste al gato guerrillero, lleva una pañueleta en el cuello”. Inmediatamente nos dimos cuenta que hablaba de nuestro gato.

Lo encontramos sentado y maullando en las piernas de la única guerrillera que había llegado en los camiones. Era una muchacha joven de unos 21 años, llevaba uniforme verde olivo y cargaba un rifle M-16 que muy alegremente nos explicó su funcionamiento.

-¿Este es tu gatito? – me preguntó con voz dulce.
-Si, se me había escapado –le conteste.
-Parece que tiene espíritu de guerrillero –dijo mientras acariciaba su pelaje.
-Lo llamamos el gato Sandinista – le dije.
Todos sonrieron y admiraban al minino que muy erguido se dejaba acariciar por la guerrillera.

Compartimos una tarde muy alegre con los jóvenes guerrilleros. Todos estábamos felices de que la guerra contra el Somocismo había terminado sin darnos cuenta de que nuestra querida Nicaragua y nuestras vidas cambiarían drásticamente desde ese día triunfal.