jueves, 24 de julio de 2014

Conejito Knuffle



Reseña por Ariadna Sánchez
La tierna y singular historia del Conejito Knuffle es una creación del reconocido autor e ilustrador estadounidense Mo Willems. En ella nos relata la historia de Trixie, una niña que acompaña a su papá a la lavandería con su inseparable conejito Knuffle. Lo peculiar de la historia es que en un abrir y cerrar de ojos el peluche se extravía generándose un caos emocional en Trixie. A su reencuentro con el juguete, Trixie pronuncia con gran emoción sus primeras palabras: ¡Mi conejito Knuffle!

Visita tu biblioteca más cercana a tu domicilio el día de hoy para seguir empapándote de historias y cuentos. Recuerda que la lectura te da alas. ¡Nos leemos la próxima semana!

miércoles, 23 de julio de 2014

Pepe y Pipo




Son dos patos pequeños
muy amarillitos.
Por el patio corren,
detrás de un triciclo.

Su dueña es una niña
que mucho los cuida.
Y juega con sus patitos
casi todo el día.

De pelaje suave,
Y patitas cortas.
Ella los acaricia,
y a ellos si, les gusta.

Sus nombres son,
Pepe y Pipo.
Juntos todo el día
por el patio van.


Leticia Teresa Pontoni
Copyright 2014

Todos los derechos reservados

martes, 22 de julio de 2014

LA ECONOMÍA RECICLADA



por Graciela Lecube-Chavez
 
©  2014
 


El edificio más alto de mi cuadra
es en el cual vivo con mis padres
 mi hermana mayor, Susana.
En el piso 41 vive con su gato
la viuda de un coronel, una dama
de pelo blanco con blusa de seda
gris y largo collar de perlas falsas.
Graduada en finanzas, envejeció
sin ejercer a pedido de su marido,
pero hoy instruye a las parejas
atrapadas en la economía sin eco.
Mi hermana es su alumna devota
y de ella aprendí a ir de compras
con una tarjeta los días de rebajas,
a comprar no lo que quiero sino
lo que necesito, a anotar lo que
compro y pagar a tiempo para
evitarme variedad de problemas.
Anoche, a la hora de la cena
con los míos a la mesa sentado,
pensé que la economía mala
es buena porque mis padres
salen menos y adelgazaron,
mamá no se pinta el pelo
y se ve más linda por eso...
¡Ay, sí! Que falte el dinero
para reciclar el progreso.

domingo, 20 de julio de 2014

Adivinanzas





Salta y salta por los montes,
usa las patas de atrás,
su nombre ya te lo he dicho,
fíjate y lo verás.

Grandes patazas,
chicas manitas,
lindos colores
en mis alitas,
salto y no sé
dónde caeré.

La respuesta se dará el próximo domingo.


Respuesta de la adivinanza anterior

El roer es mi trabajo,
el queso mi aperitivo
y el gato ha sido siempre
mi más temido enemigo.

Con su cola inmensa,
vestido de gris,
busca tu despensa
en cualquier país.

El ratón


Para más adivinanzas visita www.adivinancero.com.


  

sábado, 19 de julio de 2014

IMPRUDENCIAS



por Graciela Lecube-Chavez
 
© 2014



A la medianoche se me ocurre
ir a la cocina a buscar algo dulce que comer.
Subido estaba yo a una silla cercana
al estante donde mamá guarda los dulces
cuando oigo un ruidito humano.
“¿Quién puede ser?”
me pregunto azorado,
y Chelita, mi hermana chiquita,
suspira del otro lado.
“¿Qué haces aquí?”
 indago malhumorado.
“Buscando galletas como tú”.
"¡Qué muchachita atrevida!",
digo para mis adentros
y para “mis afueras” sugiero:
–Mejor será que tomemos agua
que nos quitará las ganas de comer
las galletas prohibidas.
Chelita se pone de puntillas
para llegar a los vasos
secándose en la rejilla de madera.
Uno resbala de sus manitas
y se hace trizas con un ruido “despertador”.
–Y mis dos hijos queridos,
¿que hacen en la cocina
de madrugada?
¿Buscando mermelada?
Yo vine por eso –
dice la mamá que se esmera
en ocultar su mentira
para proteger a los niños.
Ella sabe que su parejita adorada
aprendió la lección no castigada
y jamás volverá a robar nada.