miércoles, 16 de abril de 2014

Marcela Abner, traductora e intérprete




Marcela Abner, es traductora en la corte del Condado de Maricopa en Arizona, EE. UU. y ella nos contará como es trabajar en la corte todos los días , cómo se traduce, etc.
 
1.  ¿Leías libros de niña? ¿Cuáles?

 Sí. Me encantaba leer las fábulas de Esopo y los cuentos de los Hermanos Grimm.  También me gustaban los libros de historia y los dibujitos de Mafalda.


2. ¿Los niños leen libros en estas épocas tan tecnológicas?

Yo creo que esta era moderna brinda más oportunidades para que los niños descubran el mundo y diversas maneras de pensar a través de la literatura.  Tal vez ya no lean en hojas de papel impresas y encuadernadas, pero los ordenadores, las tablets, y hasta los teléfonos modernos son herramientas fantásticas para obtener información y disfrutar de la lectura a través de internet.


3. ¿Desde niña te gustó conocer y aprender diferentes lenguas?

Desde muy pequeña me interesaba todo lo que tuviera que ver con la comunicación.  Me gustaba la declamación de poemas, la oratoria, leía los diarios y revistas de opinión política, también veía los noticieros y documentales por televisión.  Me gustaba aprender sobre el idioma en general, pero no necesariamente aprender un idioma distinto.  De niña quería ser periodista. Cuando era adolescente tuve que mudarme a  EE. UU. y aquí aprendí el idioma inglés. Mis padres insistían mucho en que conservara mi primer idioma, el español. Aprendí a ver el mundo en dos culturas diferentes y a expresarme en dos idiomas distintos con la misma destreza.  Como una persona bilingüe, así me encontraba en la posibilidad de descifrar no sólo mensajes distintos, sino realidades distintas para otras personas que sólo hablaban una lengua pudieran comunicarse con otros monolingües de otro idioma.


4. ¿Cuál es tu técnica al traducir? Cuéntanos por favor.

Lo más importante como técnica de traducción es tener en mente que no estoy traduciendo o transfiriendo palabras de un idioma a otro, sino que estoy transmitiendo el sentido de las palabras, las ideas.  Para traducir un documento, lo leo muchas veces, me aseguro de entenderlo bien, hago notas al margen, busco palabras o expresiones que me cuesta trabajo entender, me fijo en la manera ye el estilo en el que está escrito. Me fijo en estructura de las oraciones, en el registro de las palabras que usa el autor y trato de imaginarme su punto de vista. Después,  le pregunto a la persona que me ha pedido la traducción a quien va dirigida la versión traducida.  Trato de buscar el punto de vista, estilo, palabras y expresiones adecuadas para la nueva audiencia. Es hasta entonces que comienzo a escribir las mismas ideas en el idioma meta. Si es posible también busco material del mismo tipo, que no sean traducciones de otro idioma para asegurarme de que mi traducción tenga el estilo que usan los nativos de la lengua meta.


Cuando interpreto (traducir oralmente), escojo uno de tres métodos: simultáneo, consecutivo o interpretación leída.  Uso el método simultáneo cuando mi audiencia es sólo una persona, así puedo susurrar la interpretación en su oído, o utilizar equipo de transmisión en circuito cerrado para hablar en un pequeño micrófono que transmite a un par de audífonos que usa la persona que me escucha.  Ese método es también el más indicado para traducir segmentos largos, como discursos, conferencias, instrucciones, etc.  Interpreto de manera consecutiva cuando hay más de una persona escuchando y mi voz se tiene que amplificar, o cuando hay una conversación entre varias personas, para que se escuche sólo una voz a la vez. La interpretación leída es cuando leo un documento y traduzco de forma hablada su contenido. La interpretación en cualquiera de sus formas, requiere mucha concentración. Trato de imaginarme que soy la persona que está hablando, trato de sentir lo que siente y ver las cosas desde su punto de vista, entonces le doy voz a sus ideas y expresiones en otro idioma.  Sólo tomo notas en la interpretación consecutiva, no son muy detalladas, solamente lo esencial, como los nombres, fechas, cifras, en fin, cosas muy exactas.


5.  ¿Qué es ser una intérprete? ¿Cómo es trabajar en la corte del Condado de Maricopa en Arizona como intérprete?

En el Tribunal Superior del Condado Maricopa, se proveen intérpretes para los acusados, testigos y víctimas de casos penales y civiles.  La ley de procedimiento judicial ordena que todas las personas tengan acceso a la justicia sin importar su idioma. Como todos los procesos judiciales son en inglés, las personas que no hablan ese idioma usan un intérprete para poder comprender los procedimientos.  Los intérpretes reciben asignaciones de casos en los que deben comparecer para interpretarles a las personas que no hablan inglés. Comparecen con ellos en las audiencias, les ayudan a comunicarse con su abogado y leen documentos relacionados a su causa. Los intérpretes siguen un código de ética muy estricto.

Deben mantener la confidencialidad de los participantes y sobretodo deben ser totalmente imparciales.  Trabajar en el tribunal es muy gratificante. Todos los días trabajo con personas que necesitan saber lo que está pasando en su causa y también desean decir lo que están pensando.  Para mí es una satisfacción muy grande poder ser de cierta manera ser la voz y los oídos de personas que de otra manera no podrían comunicarse entre sí.   Todos los días son distintos. He aprendido muchas cosas de derecho, pero también muchas cosas de la vida en general. Me encanta mi trabajo.


6. El idioma español es muy rico en su gramática, muchos lo dicen. Es un bello idioma.

El español es un idioma muy rico en vocablos y también muy flexible en su gramática.  La estructura de las oraciones no es tan rígida como en el inglés, por ejemplo.  La entonación, el énfasis  al hablar permiten que las preguntas se hagan de muchas maneras sin que se tenga que alterar el orden o la combinación de las palabras.  El sujeto tácito facilita también la interpretación de manera más concisa. El español es un idioma hermoso, es particularmente rico en verbos. Su flexibilidad sintáctica permite decir las cosas de mil y una formas. El español evita las repeticiones. El evitar la redundancia permite decir lo mismo de maneras creativas y más coloridas.


7.  ¿Qué consejos les darías a los niños para que logren alcanzar sus sueños?

Creo que lo más importante para alcanzar un sueño es mantenerlo vivo.  Por más difícil que parezca, por más lejano e improbable que aparente estar, si lo imaginaste, si te visualizaste haciendo lo que te gusta, es posible lograrlo.  Todo sacrificio vale la pena, y todo esfuerzo tiene su recompensa. Aunque hay días, a veces, meses y años en los que parece que no avanzamos en nuestras metas, si seguimos trabajando, estamos avanzando. En resumen, creo que lo  más  importante es no darse por vencido, si no se ven oportunidades a la vista, hay que crearlas.


Marcela Abner es nuestra entrevistada de hoy.



Intérprete en el tribunal superior del Condado de Maricopa en el estado de Arizona en EE. UU.




Agradecemos a Marcela por responder las siete preguntas para Los Bloguitos.

                    Leticia Teresa Pontoni. 

martes, 15 de abril de 2014

LA CANGURO “PORORÓ”



por Graciela Lecube-Chavez

©  2014




Una mamá canguro de Australia emigró
y como saltaba igual que granitos al estilo
rositas de maíz, unos chicos argentinos
muy ocurrentes la llamaron “Pororó”.
Ella, halagada, con ese nombre se quedó,
y ahora dando saltitos por las pampas
tan flaquita se quedó, que los mismos chicos
le regalaron un disco con el ritmo Zumba
para que se divierta aún más y mejor.
¡Pero no está sola! En la bolsa de su panza
tiene a su hijito que salta igual que ella
dando pataditas con mucha precisión.
Madre e hijo disfrutan zumba que te zumba
igualito que un moscardón, y haciendo
lo que tanto les gusta se han convertido
en un dúo solicitado por miles de jóvenes
fanáticos, ¡que los aclama con admiración!


domingo, 13 de abril de 2014

Adivinanzas




Mi inicial está en ogro,
pero no soy violenta,
la uve de victoria
es mi segunda letra
y soy la mejor amiga
de la gente friolera.

Haga frío, haga calor,
siempre con un cobertor.

Puñadito de algodón,
que brinca sin ton ni son.

Te doy leche y mi lana,
y para hablar digo: «beeeee»,
si no adivinas mi nombre
yo nunca te lo diré.

La respuesta se dará el próximo domingo.


Respuesta de la adivinanza anterior

Las cinco vocales
en su nombre lleva,
y no siendo ave
por la noche vuela. 

Estudiante que estudias
a la luz de la luna
¿qué animal tiene alas,
pero no tiene plumas?

Vuelo de noche,
duermo de día
y nunca verás plumas
en el ala mía.

Murcia me da medio nombre,
una letra has de cambiar,
y cuando llegues al lago,
mi nombre completarás.

El murciélago



Para más adivinanzas visita  www.adivinancero.com

sábado, 12 de abril de 2014

Y LAS “CAYOLAS'", ¿DÓNDE ESTÁN?



por Graciela Lecube-Chavez

©   2014


Desde que comenzó a hablar,
Pablito dijo “cayolas”
a los lápices de colores
con los que le gustaba jugar.

Cuando fue su turno de ir a la escuela
Pablito sabía que el sol era amarillo,
los árboles,verdes, sus ojitos azules como el cielo
y roja la lengua bailando con las muelas.

Por mucho que su maestra lo intentó
y sus compañeritos le dijeron
que no se dice “cayolas” sino crayolas,
Pablito a nadie escuchó.

La cajita donde las guardaba
vacía se quedó, pero Pablito la cargaba
como algo especial que era
porque le recordaba lo que nunca olvidó.


jueves, 10 de abril de 2014

Koala Color Gris Pardo



por Ariadna Sánchez


©  2014


Dibujo de Carlos Jarquín


Un tierno koala
de color gris pardo
solito está agarrado
de aquel palo alto.

Su mamá se fue
a buscar un poco de comida
tal vez una piña
o una jugosa sandia.

Inquieto y desesperado
se siente el pequeño koala,
en un instante su sonrisa se esfumó
como el arcoíris de la mañana.

La mamá koala
muy deprisa ha llegado
con su sombrilla de bolitas y
su bolsa repleta de regalos.

El tierno koala
de color gris pardo
su tristeza ha cambiado
por un pedazo de
delicioso queso blanco.

Abrazos y besos
recibe mamá koala.
Frutas y verduras para
saborear bajo la luna.

Los koalas duermen
juntitos y acurrucados
soñando con nuevas aventuras
en aquel palo alto.